Querétaro seduce a sus visitantes

Querétaro, con su creciente oferta cultural y gastronómica es una entidad que “hipnotiza” a visitantes nacionales y extranjeros.

Templo de la Santa Cruz. La historia dice que esta construcción es parte fundamental de la fundación de la ciudad. Al interior del templo se encuentra la cruz encontrada en 1531 y que forma parte fundamental de los orígenes de la ciudad.

Santiago de Querétaro:

Cuenta con un importante legado histórico, cultural y arquitectónico, considerado Patrimonio Mundial desde 1996, ofrece a los visitantes múltiples opciones de entretenimiento como museos, monumentos y teatros.

El compromiso social en sus distintas manifestaciones artísticas es una de las premisas que mantienen en común “Hay Festival con el Municipio de Querétaro”,

Encabezado por Marcos Aguilar, principal promotor para que el libre pensamiento, las ideas y la cultura, lleguen a la ciudad a través de 90 actividades

De estas destacan charlas, debates, proyecciones, conciertos, ponencias, obras de teatro, y otras actividades…

Recorrer las calles del Centro Histórico de Querétaro es una experiencia imperdible que vale la pena realizar a través de los tours en tranvía

Estos parten frente al templo de San Francisco con una duración aproximada de una hora.

Iniciando en la Plaza Constitución el recorrido visita sitios icónicos como:

El Acueducto, el Templo de la Santa Cruz, la Pirámide de El Cerrito, el Cerro de las Campanas y el Teatro de la República, entre otros.

Además de ser una ciudad rica en historia nacional, la cantidad de leyendas que viven entre sus callejones y casonas se han convertido en un producto turístico muy importante.

Algunas de ellas habitan dentro de antiguas haciendas, hoy convertidos en hoteles y restaurantes.

Otras más se cuentan en los múltiples callejones aledaños al Centro Histórico.

Una de las más famosas tiene que ver con el Acueducto, ícono de la ciudad edificado por un marqués,.

Cuenta la leyenda que fue realizado para ganarse el amor de una novicia capuchina.

Por otra parte el inexplicable deceso de la dueña del Museo de la Zacatecana y las famosas historias de hurto de Chucho “el roto” en todo el primer cuadro de la ciudad.

El Cerro de las Campanas donde se fusiló a Maximiliano de Habsburgo.

Macroturismo

Translate »
WhatsApp chat