La Muralla China gran atractivo mundial

  • La Muralla China es un gran atractivo mundial a pesar de la contaminación ambiental

La muralla China, que significa «Larga fortaleza», tiene una extensión de 6 mil kilómetros.

Considerada una de las siete maravillas del mundo moderno.

La fortificación construida y reconstruida entre el siglo V a. C. y el siglo XVI (Edad Moderna),

para proteger la frontera norte del Imperio chino durante las sucesivas dinastías imperiales de los ataques de los nómadas Xiongnu de Mongolia y Manchuria.

Hoy se conserva un 30% de la muralla pero fue designada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1987.

Gran parte de la Gran Muralla tiene fama de ser el mayor cementerio del mundo.

Aproximadamente 10 millones de trabajadores murieron durante su construcción.

Pero a los no se les enterró en el muro en sí, sino en sus inmediaciones.

Para visitar la muralla China hay que viajar a Beijing, la capital de la república Popular China.

Un millón de soldados participaron en la fortaleza de mil pasos fortificados y diez mil torres para mantener a los bárbaros fuera del Reino Medio. Miles de los soldados reclutados murieron a causa del agotamiento y la desnutrición.
#DFotoValdés

Para su construcción se usaron materiales que estaban al alrededor de la del sitio.

En Pekín se usó la piedra caliza. En otros lugares se utilizó granito y ladrillo cocido.

La Muralla China es básicamente, una larga tapia de arcilla y arena, cubierta con varias paredes de ladrillo.

Eso la hizo muy resistente a los impactos de armas de asedio.

El material de la muralla construida durante la dinastía Qin, dependió de la disponibilidad de tierra.

El diseño y la ubicación de torres de vigilancia, cuarteles y los pasajes fueron seleccionados sobre la base de las ventajas estratégicas que ofrece la geografía de las regiones.

Jesús Valdés / @MacroturismoMx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
WhatsApp chat