Apapachar al turista

Folclor Urbano
Folclor urbano: Salvador Estrada / macroturismoperiodico.com/

Todas las industrias son fuentes de trabajo y de ellas viven cientos, miles de familias en todo el mundo,

pero aquí en México tenemos la llamada industria sin chimeneas que es el turismo, el gran recurso que nos ha puesto en el mundo como un gran país.

Y efectivamente, a México se le conoce como un gran país que debe ser visitado porque

tiene playas, historia cultural, montañas, museos y gastronomía, pero sobre todo calor humano.

Pero, pese a todas las vicisitudes el país turísticamente sigue adelante y según informes del INEGI en septiembre pasado

nos visitaron más de siete millones de turistas, un siete por ciento más en relación al mismo mes del año pasado.

Las divisas que dejó el turismo en nuestro país el año pasado alcanzó los 22 mil millones de dólares, según INEGI,

por lo cual nuestro país tiene el sexto lugar en la clasificación de países que reciben más turistas en el mundo.

En la Ciudad de México

la derrama mensual es de 9 mil millones de pesos y eso demuestra que la inseguridad no ha impactado en el turismo nacional y extranjero.

Este ingreso podrá aumentar con motivo de las fiestas decembrinas, del 10 al 15 por ciento y también por las visitas que hacen los paisanos que regresan de Estados Unidos para ver a sus familias y convivir con ellas la navidad y el año nuevo.

Para que la zona del Centro Histórico no sea el único lugar que reciba los beneficios del turismo, el gobierno capitalino ha organizado el Primer Festival Gastronómico de Barrio, que busca impulsar la zona oriente de la capital, que hasta ahora no ha tenido los beneficios del turismo.

Precisamente, para tener los beneficios, los prestadores de turismo deben de dar servicios de primera en gastronomía y no “dar gato por liebre”, porque los visitantes serán nuestros voceros en su país de origen y el mejor trato y el no abusar en los precios nos darán publicidad en el extranjero.

Y la buena atención no debe ser exclusiva para los extranjeros,

sino también para los mexicanos, sobre todo ahora en que se “deja venir la paisanada” a quien los policías “los engañan para sacarles unos dólares y decomisarles algún regalito que traen a su familia” porque ese regalito “está prohibido introducir al país”.

Cada año las autoridades hacen su operativo para dar la bienvenida a los paisanos, pero siempre cuando regresan se quejan de que les “quitaron algo de los regalos que traían.”

En Estados Unidos recomiendan a sus ciudadanos que tengan cuidado en visitar algunos estados del país como Guanajuato, Guerrero y Michoacán, por lo cual las autoridades mexicanas deben de redoblar la vigilancia en esas entidades a fin de que los turistas se sientan seguros con la presencia de la guardia nacional.

La Secretaría de Turismo debe de vigilar que los prestadores de servicios “no se manchen” aumentando los precios de los alimentos y las bebidas o en la compra de ropa folclórica y de los “recuerdos” que adquieran para llevar a su hogar.

Se debe “apapachar al turista y no mancharse con él”.

chavasec@yahoo.com.mx

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
WhatsApp chat